viaje

paris

Paris

La capital de Francia ha sido una de las ciudades más influyentes del mundo a lo largo de la historia quedando toda esa magnificencia impregnada en la propia ciudad que rebosa historia, cultura y arte. Todo un placer que los turistas han sabido apreciar convirtiendo Paris en una de las más visitadas del mundo.

El monumento que todo turista debería visitar, la Torre Eiffel, se alza con sus 324 metros para deleite del viajero que no puede pasar de largo sin subir al monumento.

Pasear por los Campos Elíseos es algo más que relajarse disfrutando de los jardines. Es una muestra social y cultural de la Francia del S. XX y del nuevo siglo que comienza. Terrazas, cines, tiendas… todas muestran un trozo reciente de la historia y de las gentes de Paris.

Cuando viaje Paris la oferta museística que encontrará es gigantesca. Al Louvre es obligatorio hacerle una visita. Se ha ganado la fama de ser el mejor museo del mundo y desde luego la calidad no le falta.

Notre Dame es una catedral que también tiene su interés entre los turistas y un ejemplo estupendo del estilo gótico predominante en la época que se realizó. Si puede disfrute de las vidrieras.

Ordenado construir por Napoleón Bonaparte y con casi 50 metros de altura, el Arco del Triunfo de Paris, que en un principio conmemoraba la victoria de Napoleón, ahora sirve para atraer a los turistas y curiosos que quieren ver un poco de la historia que tiene grabado en sus paredes.

La cocina es otra de las especialidades que se han desarrollado en Francia de una forma única y es en Paris donde confluyen todas las ideas y conceptos ofreciendo lo mejor de la comida internacional y todo un referente del buen gusto. Si su estilo es más tradicional también tendrá la oportunidad de probar autenticas delicias regadas con los mejores vinos del mundo. No puede visitar la capital de la moda mundial sin recorrer las tiendas que inundan Paris de elegancia y exclusividad. Los principales diseñadores han escogido esta ciudad para que sea el escaparate de sus creaciones.

Debemos advertir al viajero que haya decidido visitar Paris que el clima de la ciudad es impredecible. Llueve muchos días al año sin seguir una época especial y las temperaturas son más bien frías (sin llegar a ser un escándalo). La primavera y el verano son buenas fechas para visitarlo aunque recuerde venir preparado para distintas temperaturas.
© Viaje .net Todos los derechos reservados.